domingo, 17 de abril de 2011

Españoladas varias

Siempre me ha parecido una pena la opinión generalizada que tenemos sobre nuestro cine en España. El término "españolada" habla por sí solo, y es una pena ver como un montón de producciones nacionales de gran calidad pasan desapercibidas para los espectadores.
Es cierto que el cine español que se conoce, el comercial, el que se publicita y vende más por reclamos como actores o producciones de más presupuesto, cumple estereotipos que a veces dan realmente pena. O eso, o son de los cuatro mismos directores de siempre, dicen las malas lenguas por ahí.
Mi intención es comentar, como de costumbre, las últimas películas que he visto.
Pero las entradas cinematográficas de este blog a veces pecan de largas, y por eso prefiero hacer selección de momento del producto nacional que hay entre ellas. Y por qué no, es una buena excusa para manifestarme en favor de nuestro cine. Recomendaría títulos como "El perro del Hortelano", "Los años bárbaros" o "Noviembre" a aquellos que cuando piensan en cine español, piensan en Torrente y "Mentiras y Gordas". Y vale, es cierto que tenemos directores sobrevalorados, que a veces cansan y que no todo lo que hacen debería de brillar, o al menos no brillar tanto (Alejandro Amenábar o Isabel Coixet, esta última es la que considero más aburrida del panorama mundial), pero nos compensan las joyas de Almódovar, Álex de la Iglesia o Julio Medem, por mencionar algunos. Personalmente, me encanta Daniel Sánchez Arévalo, reciente descubrimiento. Y vale, tenemos bodrios que encima triunfan en taquilla (y parece ser que son los únicos), pero generalizar sin contemplar el panorama entero... mal!
Sin más dilación, paso a comentar la tanda de las últimas películas españolas que han pasado por mi pant
alla personal:Nada mejor que empezar por los clásicos. "Entre tinieblas" (1983) nos cuenta la historia de un convento un tanto peculiar, que se deja invadir por prostitución, drogas y hasta un tigre tienen en un patio. El Almodóvar más auténtico, gamberro e irreverente dirige a un reparto femenino que fascina desde el primer momento, del cual Julieta Serrano, Carmen Maura, Marisa Paredes o Chus Lampreave consiguen hacer verosímiles algunos de los personajes más surrealistas de la filmografía de nuestro Pedro. Por otro lado, "Ay Carmela" (1990) nos trajo polémica no tanto religiosa (que también) sino más bien política. De nuevo Carmen Maura, maravillosa. La historia, tan crítica como redonda, se centra en las desventuras de unos cómicos cualquiera que durante la Guerra Civil, a pesar de actuar para los soldados republicanos, se ven forzados para salvar el pellejo a entretener a los militares nacionales. Los humildes personajes nos cautivan entre contradicciones e ideales puestos a prueba. Yo diría que esta película es obligatoria.El cine español es muy amigo de la comedia, y aunque parezca mentira, nos salimos a veces del caca-pedo-culo-pis. Las cuatro que he visto este mes no son las mejores en absoluto, pero desde luego garantizan un buen rato de entretenimiento. "Cándida" (2006) sin duda la mejor de ellas, la humilde historia de una señora que... pues eso, la historia de una señora, entrañable y dulce, que lo pasa regular para sacar a sus hijos adelante. "Rewind" (1999) relata la interminable cena que un joven da para sus amigos, y que no acabará hasta que salga según sus planes: conquistar a la chica. Bajo presupuesto y guión normalito, aunque tiene escenas divertidas y buenas actuaciones. "Una hora más en Canarias" (2010) es una historia divertida y bien contada, con unas actuaciones que se salen, pero que se ve estropeada por ciertos fallos de guión, como el mal uso que da al tema musical, que se queda en intento de "El otro lado de la cama". Eso sí, Quim Gutiérrez siempre es un placer, y Miren Ibarguren (Soraya en la serie "Aída") da a la peli un sorprendente y desternillante giro con su papel. Por último, "Rivales" (2008) nos cuenta la historia de una serie de personajes ligados de alguna manera a la final de un partido de fútbol juvenil. Todos el reparto (que es grande) está que se sale, y aunque la historia no sea la más sorprendente del mundo, como comedia aprueba con creces. Mejor no saber mucho de la peli a la hora de verla.Pero en el cine español, no todo son maravillas, ni todas son aceptables. Me he cruzado con el camino con alguna que otra pretenciosidad, películas que parten de una buena idea, pero se hace mal, o con guiones que dan pena, o con actuaciones que no se las cree nadie. Es el caso de "El principio de Arquímedes" (2004), un buen guión (con algunas frases que apetece apuntar) que se ve destrozado por la actuación de sus protagonistas, sobre todo las dos chicas. ¿La historia? Dos parejas que a raíz de un cambio laboral entremezclan sus relaciones personales y sociales de manera caótica. "After" (2009) es un poco lo contrario, el reparto está sublime, pero la historia pretende ser tan cotidiana que se queda en aburrida. Y de "Enloquecidas" (2008) no sé qué decir. Hasta Verónica Forqué flaquea! Tres mujeres en busca de un misterioso chico, la historia tiene buen ritmo, pero las transiciones, los planos, el reparto... muy suspenso!Aprovecho que los Goyas fueron hace poco para comentar un par de películas de Álex de la Iglesia, y las dos favoritas de estos premios. Para empezar, decir que considero a Álex de la Iglesia todo un ídolo, no sólo por su cine, sino también por su ideología, acorde a los tiempos que corren, realista, cercana a la gente, y consciente de que el público manda y queremos nuestras propias maneras de consumir cultura. En su twitter, aunque a veces se ponga un poco irascible, se atreve a hablar dando la cara de todos estos temas, lo cual considero un lujo que pocos se pueden permitir con su misma coherencia. Así, las dos películas que lo sitúan en esta entrada, son muy recomendables bajo mi opinión. "Acción mutante" (1993) nos habla de clases sociales de una manera atemporal, de la revolución de los feos y pobres, y de la reivindicación hasta sus más crueles consecuencias. Una peli un tanto bestia, pero a la que no se le pasa la fecha. Completamente distinta es "Los crímenes de Oxford" (2008), básicamente el misterio de resolver una serie de asesinatos, con un final totalmente sorprendente, y en el que todo el reparto se sale. Una peli elegante y muy bien hecha. Recomendable.Por otro lado un par de dramas. "Pan negro" (2010) es de esos dramas de la postguerra, un tema que va camino de convertirse en un género. Tiene todo lo que uno espera: mucha tragedia, el pueblo que pasa hambre y un niño. Tras su éxito en los premios Goya, fue toda una decepción verla, pues da esa sensación de peli cuyo fin es dar pena y punto. Como poco, he de decir que es facilona. Si habéis visto "El laberinto del Fauno", no perdáis el tiempo en esta absurda copia, sin animales mitológicos pero también sin gusto y mucho más ñoña. Por otro lado, "Buried" (2010) es un poco lo contrario: sencilla, concisa y con un ritmo y tensión geniales. Un hombre se despierta enterrado en un ataúd y con un móvil, y antes de que se le acabe el oxígeno ha de conseguir que lo encuentren. Sólo un actor, sólo un escenario, y no se hace pesada ni un sólo minuto. Y con ello, una crítica bestial a los medios de comunicación, política, terrorismo... El móvil es un elemento muy poderoso, al que saca mucho partido, y con el que conecta con el público por su cotidianidad. No es una obra maestra, pero muy recomendable.Por último, pero no menos importante, hay en esta tanda tres películas que considero dignas de todas mis alabanzas. Por sus guiones, actuaciones, ritmo, banda sonora... "Sólo quiero caminar" (2008), del gran Díaz Yanes, nos cuenta una historia fuerte de las suyas: cuatro mujeres y sus circunstancias tras un robo que no salió como esperaban. Muy intensa a la vez que bonita, una historia de marginación, de fuerza y de feminidad. Maravillosa. "La vida empiza hoy" (2010) y sobre todo "Gordos" (2009) usan la terapia en grupo para tratar temas como son la ancianidad y la obesidad respectivamente. Pero el mérito es que ambas usan el grupo sólo como un pretexto para retratar una realidad social de incultura y desinformación, de traumas y negación de la propia felicidad, de mirar para otro lado y enfrentarse al miedo. Para ser justos, "Gordos" es mucho mejor que "La vida empieza hoy", pero esta última me pareció tan bien hecha y tan valiente que no puede sino recibir elogios por mi parte. No os las podéis perder.

Dicho todo esto, aclaro que no quiero animar a la gente a salir a los cines en masa a consumir cine español, yo soy el primero que no tengo un duro, pero en esta época de internet, en la que podemos ver cualquier peli por rara que sea hecha en cualquier rincón del mundo, os invito a echar un ojo la próxima vez que visiteis el videoclub a la estantería de cine español, y buscar una de la que no hayáis oído hablar nunca. Seguro que más de uno se lleva una sorpresa...

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Y la película española más vista ni la reseñas: Torrente 4.

Luis Chacón dijo...

Siempre reseño las últimas pelis que yo he visto, no por actualidad. De todas formas, tb nombro a Torrente por ahí... juas

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Súper de acuerdo con la mayoría de cosas que dices... aunque a mí Pa Negre me encantó, pero creo que es por mi proceso de catalanización, y tal :P

Yo soy muy del cine español. Y de verlo pagando entrada, además. Y Sánchez Arévalo me parece genial, me muero de ganas de ver Primos.