jueves, 2 de diciembre de 2010

La Bella y la Bella

Hoy, curioseando entre fotos de viajes, me he encontrado con este cartel de cirugía estética que fotografié en Hong Kong (allá por Mayo de este año):Y me ha hecho sonreír pensando en la belleza. Personalmente, la cirugía estética siempre se me escapa del entendimiento hablando en términos generales. No hablo de reconstrucciones tras un accidente o corrección de malformaciones genéticas, sino de aquellos encaprichamientos que alzan la especialidad como una de las más productivas en cuanto a beneficio económico se refiere. Irónicamente, Nip/Tuck es una de mis series favoritas de televisión de todos los tiempos. En ella, se reflexiona constantemente sobre la belleza vista desde todo tipo de (a veces surrealistas) perspectivas. Como estudiante de Bellas Artes, la belleza asalta mi día a día por sorpresa, haciendo que mis compañeros y yo nos tengamos que preocupar por ella en nuestro trabajo. Las ideas pueden ser buenas, pero el arte requiere de una estética, cada vez menos relativa y más establecida por el arte contemporáneo que vemos en galerías y del cual nos hablan en clase.La belleza de lo enfermo, de lo feo, lo grotesco, oscuro, diavólico... está también más que explotada, estudiada hasta la saciedad y aceptada como herramienta para trabajar una obra. La belleza de los modelos con cuerpos "normales" es preferida en clase cuando dibujamos desnudos. Y aun así, decenas de defectos diarios asaltan alrededor a más de uno (y más de dos), y rebotan y dejan una sutil huella que va escarbando en la autoimagen.Y yo me pregunto, ¿es esto natural? Y como siempre que alguien pregunta esto, tiendo a preguntarme qué ocurre respecto al tema en el mundo animal (asociación de ideas, fíjate). Y no me imagino a un simio, un perro o un hámster pensando en lo poco que se gustan. Claro que el orgullo nos diferencia de ellos, y éste se encarga en gran medida de la autoimagen, pero creo que también el hecho de que esté en nuestra mano cambiarlo (por muy caro que cueste) nos hace mirar más con lupa.Todo esto coincide con mi vuelta el Viernes a ese sector de la población que lleva ortodoncia, por un posible futuro problema de funcionalidad, que no estético en este caso. Dio la casualidad que volvía de la cita previa en la consulta, cuando mi amigo Fabrice veía en su casa un capítulo de "Sexo en Nueva York" en el que Miranda se acompleja por llevar aparato. Al final del capítulo se lo quita, pues no podía soportar ser una treinteañera con la que pudieran meterse por llevar aparato. Y ella es la sensata del grupo. Mi cara sobrepasaba el típico ¬¬', además de preguntarme quién habría sido el guionista. Seguramente, llevó aparato de pequeño con un mal resultado social.Y por si alguno tiene curiosidad por mis rasgos bellos predilectos, diré que las barbas y el look nerd "gafapasta" me pierden, pero yo miro a las bocas antes que a los ojos, y no sólo las súper sonrisas, sino todas aquellas que tienen ese "algo" transforman para mis ojos a la persona. Y con nariz grandota, mejor que mejor. Que vivan Aaron Eckart, Rossy de Palma, Una Thurman y Óscar Jaenada!!

Pd: esto no es un manifiesto anti cirugía, habría que ver en qué chorradas me gastaba yo el dinero de tenerlo...

9 comentarios:

Mike Medianoche dijo...

Yo también me fijo en la boca y en los dientes. Unos dientes bonitos no son una opción, son un must. Y vale, yo tengo los dientes separados, pero no feos, como Madonna o Mayra Gómez Kemp. Y también me gustan las narices grandes. Ahora que nadie nos lee, le diré que Kaiet de Gran Hermano 2 me ponía más perra que Laika

Y de las barbas pa qué hablar...

Un bexo, caballero

Orologiaio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Orologiaio dijo...

Qué bueno leerte...

Recuerdo hace muchos años, antes de empezar la universidad, que me mandaron hacer una redacción en la escuela de idiomas sobre la ciurgía estética. Y en otro idioma, jeje. Fue gracioso pararse a pensar en esta cuestión por primera vez en un contexto tan concreto, yo, que siempre he sido un saco de complejos... y la verdad es que sería un hipócrita si te dijera que no me importa el aspecto externo, que no me cuido para verme guapo porque mi apariencia tiene un peso importante en mi autoestima... pero también tengo la firme convicción de que el mejor bisturí es un cambio de chip a tiempo. No se trata de transformar lo que ves, si no de cambiar la lente a través de la que lo miras ;)

Y escribe más a menudo, jodío.

Stultifer dijo...

Hay días en los que no sé si quitarme un brazo, ponerme culo o depilarme las pestañas. Todo siempre por estar más a la última y seguir los cánones de la belleza absoluta (que todos sabemos que no existe).

AntWaters dijo...

Pues ya verás como esa chica del cartel cuando al fin China consiga sacar a los americanos de Korea y Asia se coma a Occidente, se arrepentirá de haberse cambiado los ojos; aunque le favorecen... También habrían podido usar el blanco y negro para el antes; lo han sustituído por la falta de sonrisa... pues yo cada vez que veo a una de estas personas con su nariz vendada y ojos amoratados pienso.. jajaja mejor no lo digo, pero es algo como patético... que lo mismo me pasa cuando veo a gente leer cosas tipo "el secreto".... que es una apología del consumismo... brutal... desea, desea cosas, ése es el camino; que lo que a ti te falta es algo que puuedes comprar... como esa letra de la naranjo donde con voz infantil dice: "comprar un mundo nuevo" jajaja... que les aproveche.

Besos de no puedo dejar de mirar el rascaciolos que tienes al lado; te has hecho un flaco favor al ponértelo al lado jajajaja

Pedro dijo...

Pues yo el año pasado me hice una rinoplastia y la verdad es que si lo hubiera pensado antes, antes que me la hubiera hecho. Y es que tenía la nariz con una importante desviación y de paso me hice unos pequeños retoques que no me arrepiento, pues lo que he ganado en seguridad en mi mismo no lo cambio por nada. Alto! con esto último no quiero decir que me vea o me crea más guapo, si no al contrario, me veo como siempre he querido verme, sentirme bien y ganar confianza conmigo mismo.

Un abrazo! ;)

Chica_webcam dijo...

Niño eso del fondo no es Almuñecar, no? Pues ya podrias ponerlo, jejeje.
En cuanto a lo de la belleza, que se puede decir? es lo que marcan las modas. Hoy gordas, mañana delgadas. Que si este u otro peinado. El canon de belleza está hipotecado en las tiendas de inditex para chicos y chicas.
Besos de Lulu

Z dijo...

Pues yo si tuviera paciencia y tiempo que perder me haría un par de arreglos. Aunque afortunadamente entre mi trabajo, el gimnasio y ultimamente mi blog no tengo tiempo así que me ahorraré dinero pa la hipoteca, jajaja.

avillarin7 dijo...

No me había dado cuenta de que también tenías este blog (que despiste!). En mi opinión, imagino no muy compartida,nada más bonito que unos dientes montados y separados,me encantan!La cirugía estética, no sé, es un tema complicado... Siempre lo he criticado,pero también es cierto que nos la venden en todos los medios, y así es difícil escapar de ella. Y si, que VIVA OSCAR JAENADA!! sobre todo en xxl, quien pillara sus bellííísimos defectos...
Un abrazo