miércoles, 3 de febrero de 2010

Desequilibrados de mis amores

Ayer vi "Punch-drunk love" (o "Embriagado de amor, en uno de esos alardes de originalidad de quien quiera que traduzca los títulos), y no esperaba mucho, pero el personaje de Barry Egan (Adam Sandler, nominado al Globo de Oro por este papel), desequilibrado algo antisocial que sufre ataques de pánico, me cautivó por completo. Esto me hizo pensar en cómo disfruto con los desequilibrados del celuloide. El primero en venir a mi mente fue Napoleon Dynamite (Jon Heder en "Napoleon Dynamite"), un ser tan estúpido que roza la genialidad, casi igualable a Forrest Gump (Tom Hanks en "Forrest Gump"). No tan estúpidos pero igualmente antisociales, se hicieron un hueco en mi corazón: Jonathan Safran Foer (Elijah Wood en "Todo está iluminado") y su obsesivo coleccionismo de pequeños objetos; o el patético pero pulcro Dr. Nathan Bronfman (Tim Robbins en "Human nature"), obsesionado con la educación y los buenos modales. No tantos modales tiene Marieta (Mónica Cervera en "20 centímetros"), transexual, prostituta y narcoléptica, ¿qué más se puede pedir? ¿Y qué me decís de la pobre Sabrina Osbourne (Felicity Huffman en "Transamerica")? Con qué dignidad lleva ella lo de su el rechazo que provoca en su familia su cambio de sexo y la educación de su nuevo hijo, dogadicto y prostituto. No tanta paciencia tiene Bárbara (Macarena Gómez en "Sexykiller"), cuyos nervios la terminan convirtiendo en una de las mejores asesinas en serie que recuerdo, al menos una que me hizo reír de verdad. Igual que le faltó la paciencia al intentar suicidarse por desamor al tío Frank (Steve Carell en "Pequeña Miss Sunshine"), que para mí era el más cuerdo de una familia de locos. Puede que la familia de Tara (Toni Collette en "United States of Tara") no estuviese tan descentrada, pero ella y sus personalidades completan cualquier carencia de locura que pueda faltar en una casa, aunque uno termina adorando a Alice, T, Buck e incluso a Gimme como a la propia Tara. Por supuesto no tan de manicomio como Randle Patrick McMurphy (Jack Nicholson en "Alguien voló sobre el nido del cuco") y el resto de enfermos del psiquiátrico, aunque a veces la enfermera jefe daba más miedo empeñada en demostrar quién mandaba allí.
A veces los neuróticos van de dos en dos, y así nos encontramos con Lauren Hynde y Paul Denton (Shannyn Sossamon e Ian Somerhalder en "Las reglas del juego"), una virgen y un gay que fueron pareja y de momento siguen siendo amigos. Menuda relación contada de fiest en fiesta. Aunque amor de verdad es lo que sienten Clarence y Alabama (Christian Slater y Patricia Arquette en "Amor a quemarropa"), se quieren tanto que matan el uno por el otro, da igual lo que se les ponga por el camino, ellos es mirarse y pa'lante!! Un romance como sólo Tarantino podría escribir. El polo opuesto sería el amor tan destructivo que Julien y Sophie (Guillaume Canet y Marion Cotillard en "Quiéreme si te atreves") se demuestran mutuamente, mi sistema nervioso desde luego no podría con alguien así.
Desde luego muy bien amueblada no está la cabeza de la ultracatólica Hilary Faye (Mandy Moore en "Salvados!"), que nos demuestra cómo ser una chica de hoy no está reñido con seguir a Jesús, a pesar de las consecuencias mentales que pueda ocasionar. Más difícil lo tienen las pobres Gloria y Cristal (Carmen Maura y Verónica Forqué en "¿Qué he hecho yo para merecer esto!"), dispuestas a todo con tal de sacar a los que quieren adelante.
Desequilibrados pero a su manera son Hedwig (John Cameron Mitchell en "Hedwig and the Angry Inch") o Prot (Kevin Spacey en "K-Pax"), que bajo mi punto de vista, deberían de ser considerados los filósofos del nuestra era.
No les vendría nada mal un poquito de ayuda a Hayley Stark (Ellen Page en "Hard Candy") o a Donnie Darko (Jake Gyllenhaal en "Donnie Darko"), encantadores y adorables, pero cuando se les va un poco la cabeza, sus miradas son de las que dan miedo de verdad!
Otro tipo de ayuda más carnal es la que quieren las ninfómanas Sexilia (Cecilia Roth en "Laberinto de pasiones") o Caprice Stickles (Selma Blair en "Los sexoadictos"), impresionantes, imponentes, seductoras, aunque a mí me daría miedo ir con ellas en un ascensor.
Por último, el colmo sería tener a más de un loco en la misma familia. Quién podría vivir con Leo y Rosa Macías y su madre (Marisa Paredes, Rossy de Palma y Chus Lampreave en "La flor de mi secreto"), montando dramas a diestro y siniesto. O ser hermano de Paul y Peter (Michael Pitt y Brady Corbet en "Funny games") e ir de casa en casa digamos asustando un poquito a familias al azar. Mis favoritos, desde luego, son Christian, Raymond, Antoine, Zachary e Yvan (Maxime Tremblay, Pierre-Luc Brilliant, Alex Gravel, Marc-André Grondin y Félix-Antoine Despatie en "C. R. A. Z. Y."), la familia de desequilibrados con la tirada de hermanos a los que más cariño he cogido en mucho tiempo.

5 comentarios:

Luis Chacón dijo...

Ohmaigad!! No me perdono el haber olvidado a Lisa Rowe (Angelina Jolie en "Inocencia interrumpuda"), una de las mejores chaladas del cine, sus ojos, sus gestos, sus movimientos... ni a una Sandra Bullock por partida doble: la vividora (y bebedora) empedernida Gwen Cummings ("28 días") y la excéntrica, impulsiva y alocada Sarah ("Las fuerzas de la naturaleza").

Jota dijo...

ja,ja,ja,ja ... justo te iba a decir que como te podías haber olvidado al reparto entero de "Inocencia Interrumpida" ... y yo añadiría a la desquiciada Virginia Woolf (Nicolasa antes del botox) de "Las horas" ...

pero por lo demás, impecable lista ...

Luis Chacón dijo...

juas!! gracias!! ^^'

CoWGirL FroM HeLL dijo...

jajajajaja me hiceste reir muchisimo, yo soy muy fan de los desekilibrados, jejeje a mi me gusta mucho The Big Lebowski los 3 protagonistas son un bankete... un beso!

Glan dijo...

Buena recopilación, y buen blog que me acabas de descubrir al comentar en el nuestro, jejeje.
Yo si tuviera que escoger me quedo con Napoleon Dynamite y The Dude en The Big Lebowski.
Interesantes esas listas. Tomaré nota de ellas para próximas elecciones ;)

Un saludo desde Málaga