lunes, 18 de agosto de 2008

Me siento reconfortado cuando pienso que el miedo es controlable. Cuando la ira o la satisfacción gritan y lo hacen pequeñito. Porque sin miedo sería incapaz de avergonzarme. Incapaz de no dejar de correr deprisa, liberándome ante las caras pasmadas de gente vestida de gris, llorando desconsolado y durmiendo luego a pierna suelta, sangrando amor a borbotones y poniendo una sonrisa que salga sola con la luna en la cara de quien aun pide un deseo cuando adivinan en qué lado de la cara ha caído la pestaña.

4 comentarios:

CoWGirL FroM HeLL dijo...

yo siempre tengo miedo, a una cosa u otra, pero siempre tengo miedo, tal vez sea la paranoia ke te dejan los años... a veces kisiera ser hipequinetica jajaja
Besos!

Alberto dijo...

Luis, eres un artista!! Un saludo

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Se educa y se entrena uno para negociar con él.

laguga dijo...

te estás pasando a la poesía??? a mi me llegas!:*